Orchestrate Music Corporate Activities

22 de octubre de 2013

“En cualquier evento clave, es primordial tener confianza y seguridad en la profesionalidad, centrarse en el cliente, y la ejecución técnica. La confianza y seguridad que tengo en Catalyst se basa en 7 años de experiencia en una entrega de alta calidad… de expectativas superadas y de una organización que simplemente nunca me ha decepcionado” - Lloydspharmacy

Preguntas y respuestas

(Todas las respuestas son de Lloydspharmacy)

¿Cuál era la finalidad del evento?

El Departamento de Recursos humanos sufrió una profunda reestructuración y había una necesidad importante de reunir a la gente, involucrarla en la nueva visión y valores de Recursos humanos. Una parte fundamental de lo que llegó a ser un Día de Recursos humanos fuera de la oficina fue el deseo de unir al equipo al involucrarlos en una experiencia compartida que fuera única y bastante memorable.

Para mí, una fuente natural de inspiración fue Catalyst Teambuilding. Por eso, mientras hago uso de varias organizaciones de gestión de eventos y desarrollo de equipos, en temas de gran importancia, siempre acudo a Catalyst como primera opción.

¿Por qué Catalyst Teambuilding?

En cualquier evento clave, es primordial tener confianza y seguridad en la profesionalidad, centrarse en el cliente y en la ejecución técnica del evento. La confianza y seguridad que tengo en Catalyst se basa en 7 años de experiencia en entregas de alta calidad… de expectativas superadas y de una organización que simplemente nunca me ha decepcionado.

¿Por qué Orchestrate?

Quería algo verdaderamente único…. algo que desafiara la mentalidad las personas y posiblemente algunas creencias restrictivas sobre lo que era posible. Elegí Orchestrate!y luego trabajé codo con codo con nuestro Director de contabilidad para ajustar el evento, su posicionamiento y la experiencia a nuestras necesidades específicas.

¿Cómo se llevó a cabo el evento?

Nosotros lo posicionamos de un modo bajo a propósito, con un equipo de 70 personas sentadas pensando que simplemente estaban escuchando a un grupo de músicos tocar música relajante para incitarles a la reflexión. Hubo sorpresa e incredulidad cuando giramos las mesas y les dijeron que durante las dos horas siguientes aprenderían a tocar un instrumento musical y luego volverían para tocar una obra musical como si fueran una orquesta de 70 personas.

Tras la espantada hacia los instrumentos preferidos, el equipo fue dividido en secciones: viento-madera, cuerda, percusión, etc. Durante los siguientes 90 minutos, los equipos recibieron una formación detallada sobre cómo tocar la obra musical… paso a paso y sen dejar a nadie atrás. La seguridad aumentó y se hizo palpable el sentimiento de que aquello era posible.

¿Funcionó?

No me habría creído que un equipo de 70 personas pudiera tocar música tan bien en un periodo tan corto de tiempo. Una tarea que parecía tan difícil de superar había sido posible… gracias al esfuerzo del equipo, la disponibilidad para meterse de lleno en la actividad, y apoyándose unos a otros… mensajes potentes en cualquier periodo de cambio y reestructuración.

Los músicos profesionales eran de primer nivel, al igual que los formadores.

Había que sentir la energía en la sala, las personas salían con un gran estado de ánimo, inspiradas por lo que habían conseguido, por la fuerza del equipo y con gran optimismo sobre el futuro. ¡Dos semanas después todavía seguían hablando de esto! Y nuestro uso de copias personales de DVD, salvapantallas y alfombrillas de ratón nos ha ayudado a fijar estos sentimientos positivos y enlazarlos con ese día.

Un evento brillante, llevado a cabo a la perfección.