17 de enero de 2017

Como el CEO de la red de compañías de team building en el mundo, me preguntan a menudo qué es lo que hace a un gran líder. Hay una lista típica, que incluye un fuerte énfasis en los resultados, la capacidad de desarrollar estrategias y planes efectivos - y de asegurarse que esos planes se lleven a cabo, la decisión ante situaciones difíciles, la capacidad de ser claros y firmes en la comunicación de esas decisiones , la responsabilidad por el rendimiento del equipo, y la capacidad de manejar contratiempos con calma. La lista continua…

Sin embargo, para mí, lo que hace a un gran líder es la capacidad de inspirar. ¿No teníamos todos un maestro en la escuela que estaba tan apasionado por su materia que hizo divertido el aprendizaje? ¿No todos tenemos a alguien que admiramos que diseñó, creó o hizo cosas extraordinarias, más allá de la imaginación? ¿Qué es lo que las hace que estas personas sean tan inspiradoras?

He pasado mucho tiempo leyendo acerca de las vidas de los grandes exploradores - personas cuya propia pasión me ha inspirado para perseguir mis propias emocionantes aventuras a través de los años: expediciones de kayak por el Nilo Blanco en Sudán, kayak de mar desde Australia a Tasmania y intento por subir la cumbre de Amadablam, por nombrar algunos. Estas experiencias han sido esenciales en el desarrollo de mis propias habilidades de liderazgo.

 Obviamente, no siempre es práctico o posible que las personas comiencen una excursión al Everest o se embarquen en una expedición del Ártico para desarrollar sus habilidades de liderazgo, pero eso no significa que los beneficios del aprendizaje experiencial se dejan sin explotar. Con esto en mente, hace aproximadamente 3 años me dispuse a crear una herramienta de aprendizaje que desarrollara efectivamente habilidades de liderazgo. El resultado de esa labor es el juego de formación y entrenamiento de Peak Performance, un juego de negocios interactivo basado en IPad o Tablet  en el que los equipos asumen el papel de “Líder de expedición” para lograr llegar a la cima del Monte Everest y regresar a salvo al campamento en un viaje de 20 días. El juego permite a los participantes experimentar de primera mano la inspiración y el impulso necesarios para ser un gran líder.

Las pasiones atraen más conocimiento

 A los líderes apasionados les gusta estar bien informados, ofreciendo opiniones bien fundamentadas y soluciones donde sea necesario. Su conocimiento les permite considerar todos los ángulos - cada alternativa posible y el impacto de cada una,  facilitar el desarrollo efectivo de grandes ideas, inspirando visión y una estrategia bien pensada. Los grandes líderes utilizan esta visión y estrategia para motivar y guiar acciones efectivas. Peak Performance nace de la necesidad de